«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

viernes, 30 de noviembre de 2007

"Chitakelindo"

Ayer finalmente vino un técnico de VTR, llamado Pablo, a instalar el sistema de telefonía e internet Banda Ancha además de la D Box. Es genial, sobretodo porque al menos por ahora, mi computadora está bastante más rápida que antes.
Esta tarde mis padres y yo almorzamos en el restaurante de parrilladas argentinas "Buenos Aires de Pomaire". Como broche de oro y aunque no debiera, comí un trozo de torta de las tres leches como postre.
Después de eso, pasamos una hora en el centro campista "Chitakelindo", de donde son estas fotografías. Es precioso, porque hay un río, una laguna, muchas áreas verdes, cabañas y obviamente, zonas de camping.
Kriko está mucho mejor que el primer día. De hecho, ahora come bastante, toma harta agua, salta distancias cortas y duerme lo mismo de siempre. Lo preocupante es que se muerde las puntadas y mamá debió ponerle un parche para que no se abra la herida. Ayer nos preocupamos mucho porque no la encontrábamos en ningún sitio y finalmente, estaba con Yaman, el perro que inexplicablemente, no la atacó como al resto de los gatos que saltan en el tejado cada madrugada.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Mi pobre gatita

Ayer mis padres partieron con Kriko a la consulta veterinaria poco antes de las 11:30, pues ya se había excedido el plazo para esterilizarla. Nos preocupamos mucho antenoche porque salió al jardín sin darnos cuenta mientras papá regaba las plantas y de pronto, escuchamos un grito; creyendo que Kriko había sido atacada por un gato callejero, le advertimos al veterinario que podía estar preñada.
Afortunadamente durante la tarde de ayer, cuando mis viejos recogieron a Kriko en la consulta, el doctor dijo que no estaba preñada ni en celo.
Mi pobre gata llegó anestesiada y con un sector afeitado en el costado, donde se le ve el hilo negro de las puntadas. El veterinario nos advirtió que Kriko no comería su alimento ni bebería agua, pero debíamos mantenerla abrigada, porque la cirugía le produciría frío.
Sin embargo, hoy debía hacer sus actividades normales y así ha sido. Durmió durante la tarde y comió poco, pero bebe mucho agua y ahora puede subir o bajar la escalera y saltar pequeñas alturas en los sillones.Debo reconocer que verla anoche me hizo llorar al menos durante veinte minutos; la miraba y estaba muy aletargada, mirándome con expresión triste. Ver su cicatriz me afectó mucho, especialmente porque salía de su cama y se detenía en el bar, a mitad de distancia de la cocina, donde tiene su alimento…, se tambaleaba siendo incapaz de moverse bien.
Me da mucha pena pensar en la desesperación que Kriko debió sentir ayer, cuando mis viejos la dejaron en el consultorio veterinario, donde la tuvieron en una pequeña jaula para asegurarse de que no se escapara.
Durante diez días debe hacérsele curaciones con un medicamento diluido en agua hervida, dos o tres veces diarias, hasta su próximo control el 7 de diciembre, cuando se supone que el veterinario le retirará las puntadas.
Cambiando el tema: Papá contrató el Triple Pack Clásico de VTR, que incluye internet banda ancha, telefonía ilimitada entre números de esta compañía y televisión por cable con todos los canales que ya tenemos. Actualmente tenemos telefonía e internet contratados con Telefónica CTC y sumándolo al TV Cable, papá paga más de $70.000, pero con el Triple Pack Clásico pagará $46.990, sin contar que durante los primeros ocho meses le descontarán $12.990 por concepto de lanzamiento. Desde mañana la venta está ingresada en el sistema VTR y podrían venir en cualquier momento del día para hacer la instalación.
Como si eso fuera poco, papá dijo que compraría un teléfono con identificador de llamadas, para que yo pueda dejar de contestar las molestas pitanzas.
Además, prometió que me obsequiaría un laptop para esta Navidad y como último detalle, durante la tarde de ayer fuimos al mall Plaza Oeste y en la tienda Lápiz López me compró una agenda 2008 De Luxe Ferrara Avant de Rhein.
Con respecto a mi novela, pues sigue viento en popa y cada día investigo más sobre el tema tratado. Me parece muy apasionante.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Fin de semana loco

Este fin de semana mis viejos y yo viajamos a la VI Región, para estar en casa de tía Patricia en Lo Miranda y asistir la noche del sábado al salón de eventos Alé Alé en Doñihue, donde se celebró con una cena el quintuagésimo cumpleaños de Juan Carlos _quien viajó desde Brasil_ y René, hermanos de la comadre.
Hubo ciento veinte invitados entre los cuales por supuesto se encontraba familia y amistades, de las cuales se destacó el grupo musical de René, que amenizó la velada con música de Roberto Carlos, Tom Jones, Elvis Presley y cantantes de la Nueva Ola.
Nos acostamos a las 7:00 de la mañana del domingo, pero no puedo comentar casi nada de ayer porque estuvetoda la tarde ayudándo a dos de los tres hijos de tía Graciela con un trabajo escolar en Power Point que me mantuvo pegado al monitor. Afortunadamente sé manejar ese programa porque lo ocupé para mi examen de título, pero desgraciadamente no tuve tiempo para ayudar al tercer muchacho porque se había hecho demasiado tarde y estuvimos en Santiago habiendo anochecido.
Durante el fin de semana me escribió Nikos muy preocupado, pues supo sobre el terremoto al norte de Chile y quería asegurarse de que no me había ocurrido nada. Es muy gentil y seguramente recordó que me preocupé por él cuando hubo tantos incendios en Grecia durante su verano.

viernes, 2 de noviembre de 2007

Quintay y Tunquen

Éstas son fotos a los edificios de departamentos en la playa de Quintay, adonde se llega por Casablanca. Como ayer fue feriado, mis viejos y yo fuimos a conocer; partimos a las diez y estuvimos allá todo el día.
Es un pueblo del litoral, pues también tiene partes de campo, aunque la verdad…, es bastante inactivo. Hay poca gente y cuando íbamos por la costanera, no vimos otro automóvil durante mucho rato.
Los restaurantes son un poco costosos, pero en compensación, tienes casi todo el comedor sólo para ti y tus comensales. Lo malo de tener a disposición todo el pueblo es que la gente está tan acostumbrada al vacío, que algunos negocios cierran a las 16:30 horas, escasamente venden cigarrillos y en una pastelería sólo podrás encontrar un recipiente con cuatro alfajores olvidados en una esquina.
Tal aislamiento posiblemente se deba a que por doquiera que uno mire, ve fragmentos del inmenso bosque de pinos y eucaliptos entre otras especies. Ello mantiene el aire limpio pero además, perfuma exquisita y permanentemente el ambiente.
Si vas a la playa, obviamente encontrarás gente, pero podrás estar a tus anchas porque eliges el lugar donde quieres estar y no te quedas en un sitio desocupado. No pisarás a nadie para llegar donde quieres y muy posiblemente, no te tirarán arena cuando alguien corra.
Después fuimos al pueblo vecino de Tunquen, un poco más activo y en cuyo centro destaca la iglesia entre las edificaciones.

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.