«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Capítulo 10: El tiempo pasa

A partir de hoy se hacen más cortos los días para que aquellos hijos turcos que hace meses salieron de sus hogares pretendiendo cumplir un deber patriótico, retornen al seno familiar, donde serán bienvenidos y amados, más que el día de su partida. Es un motivo de felicidad entre tanta incertidumbre.
La inquietud de nuestra distancia se calma al pensar que muy pronto y con el permiso de Allah, mis hermanos y amigos turcos que ocupan un lugar especial en mi vida, verán nuevamente el maravilloso atardecer de Estambul, tomando un té, tranquilamente.
Aún falta para que yo regrese a esa tierra donde mi corazón se quedó cautivado por una felicidad plena, jamás antes experimentada por quien escribe. Consta en cualquiera de mis diarios íntimos, escritos desde mi infancia, que la dicha ha sido escasa pero muy valorada y durante el viaje que hice en 2011, no tuve tiempo suficiente para digerir los sentimientos y emociones tan abundantes.
Aquí en Santiago hay veces que los días se hacen eternos añorando la felicidad de mis paseos por Turquía, con aquella gente magnífica que sólo sonriéndome podía hacerme olvidar casi cualquier sufrimiento.
No puedo evitar recordar las palabras de mi abuelita materna Victoria Ester, que en paz descanse, cuando me pedía postergar un posible viaje a Turquía hasta después de su fallecimiento. Así sucedió porque Allah lo quiso y durante mi aventura, muchas veces imaginé lo contenta que estaría viéndome tan dichoso.
Espero que mis súplicas sean prontamente atendidas si lo determina Allah, permitiéndome regresar al lugar donde mi pecho se llena, conmoviéndose el corazón.

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.