«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

miércoles, 25 de junio de 2014

Ciento cuarenta y tantos

A veces hasta un escritor se harta de escribir tanto intentando decir algo que merezca la pena y viendo cómo aparentemente nadie lo escucha. Este blog ha sido durante siete largos años un refugio para mis propios sentimientos, opiniones y hasta desvelos aunque a algunos les resulte una cursilería.
Sin embargo, soy escritor, poeta, comunicador y mi tarea es precisamente exteriorizar lo que siento. Muchos lectores llegan aquí aunque pocos se queden y estoy completamente seguro de que mis palabras a más de alguien le han llegado. Pero en este mundo moderno, frío, superficial, extraviado, consumista y breve no parece haber espacio para textos superiores a ciento cuarenta caracteres.
Todos quienes hayan leído alguno de mis artículos sabrán que me es imposible limitarme a esa restricción. Yo no habría podido existir en la época de los telegramas, pues necesito explicar en detalle las ideas que escribo y para ello, uso más que breves frases llenas de faltas ortográficas u olvidables.
Empero, me decepciona absolutamente cómo en esta sociedad con tantos medios de comunicación vayamos enfriando cada vez más el arte de comprender al otro. Ya no nos importa lo más mínimo los sentimientos de quien tengamos al lado y mucho menos las necesidades del interlocutor en redes sociales.
Al principio sólo me manejaba en este blog y después por un amigo griego quise tener Facebook. Hasta hace poco me resistí a la idea de tener Twitter, porque sólo existe para que tengamos seguidores a quienes no necesariamente conocemos. Todo esto ha hecho que el primitivo blog ya no sea un medio tan efectivo para comunicar.
Mi crítica va para aquellos que teniendo Twitter para escribir cualquier mensaje breve, usan un blog donde podrían dar contenido importante, para llenarlo con breves comentarios superficiales sobre farándula, televisión, murmuración e incluso pornografía. Seguro mis lectores de la comunidad GLBTI pensarán que soy demasiado amargado y no tengo vida.
Es todo lo contrario. Mi mundo interior es mucho más amplio que el de aquellos que se dedican a hablar mal de otras personas o simplemente ponen diez fotos sin decir ni una sola palabra. Ellos -algunos autores de esas publicaciones- probablemente se sentirían más satisfechos si llenara este blog con fotografías de desnudos y hablara groseramente de sexo sin ningún pudor.
Sólo me demuestran que esta sociedad es una basura donde se han perdido los valores morales como respeto, empatía, solidaridad. ¿Y para qué hablar de los sentimientos? Es una palabra muy rara hoy.
A veces pienso que este mundo va hacia un lado mientras yo voy hacia el otro. Pero sé con toda certeza que no me dirán nada, aunque sepan que tengo razón. ¿Y cuándo nos comunicaremos entonces?
Después de todo este discurso, les informo que comenzaré a usar Twitter (@yahyaflores) para darle sentido a haberme creado una cuenta.

lunes, 23 de junio de 2014

Un nuevo cuento de hadas

ĺnşAllah esta semana pueda entregar en una editorial el original de Síndrome de Estambul: El diario de Sofía Mustakis. Mientras tanto y para no perder la costumbre, he decidido escribir un cuento de hadas poco tradicional.
Dadas las experiencias de mis amistades y la mía propia en los terrenos del amor, me he dado cuenta de que no tiene sentido vivir esperando un idílico romance. Mientras antes lo aceptemos, menos desilusiones sufriremos cuando nuestro ser amado nos rechace, porque no podemos forzar el amor con encantamientos o intrigas y tampoco descubriremos la felicidad eterna en un casto beso. Pero éste es tema para un próximo artículo.
Por ello, el cuento de hadas que escribo no terminará con un cursi «… Y vivieron felices para siempre», como tampoco estará dirigido al público infantil. De hecho, abordaré el sexo intentando ser lo más imparcial posible aunque la verdad sea dicha, no pretendo hablar únicamente de eso. Será sólo parte de la narración para humanizar a los personajes.
Cuando digo que será para adultos, me refiero a que tendrá una trama compleja, llena de conflictos y en la cual el relato no se centrará en la típica historia romántica entre una doncella indefensa y su príncipe azul sino todo lo contrario. Ya antes en este mismo blog he hablado contra el tradicionalismo de la literatura infantil, que es en gran parte responsable de nuestras frustraciones emocionales, pues siendo adultos no podemos cumplir las expectativas que siendo niños nos inculcaron con las obras de los hermanos Grimm.
En mi cuento se podrán distinguir perfectamente las motivaciones de cada personaje e intentaré que ninguno quede delineado perfectamente, al punto de convertirse en un ideal. Después de todo, ninguno de nosotros está exento del constante error y como si ello fuera poco, a menudo somos incomprendidos.
Aquí el príncipe azul tendrá un traje desteñido, pues sus intenciones no serán del todo claras y como algunos lectores forman parte de la comunidad GLBTI, haré realidad su sueño dando espacio a un ambiguo caballero de brillante armadura y una princesa que en lugar de tejer se dedica a afilar sus cuchillos. ¿Por qué? Simplemente porque esta obra será contradictoria y nunca he pretendido plasmar un mundo ideal que funcione según los convencionalismos sociales. Aquí, mis queridos lectores, mostraré la realidad inserta en un mundo ficticio para que todos ustedes puedan sentirse identificados y ninguno se quede fuera.
Si creen que soy rebelde o polémico, sepan que no he sido el primero y como en todo lo que escribo, esta obra también ha requerido una investigación previa, para la cual me he dado a la labor de buscar los orígenes de cada cuento tradicional y hasta ahora han sido muchas las sorpresas, en su mayoría siniestras. Seguramente no me creerán cuando les diga que muchos cuentos de hadas tienen un trasfondo demoníaco, por decirlo de manera suave… Tengo al menos dos ejemplos para que pongan cuidado con lo que le leen a sus hijos:
Muchos de ustedes habrán disfrutado durante su infancia con Blancanieves y los siete enanos. Pues bien, aquí la protagonista es tan hermosa y pura que despierta los irrefrenables celos de su malvada madrastra quien como recordarán, era experta en las artes oscuras y poseía un misterioso espejo mágico.
La historia que dio origen a este cuento se basa en la vida de Maria Sophia Margarethe Catharina von Erthal, nacida el 15 de junio de 1729 en Lohr am Main según el historiador Dr. Karlheinz Bartels. Dicha teoría se basa en las similitudes que tienen tanto la localidad como la familia ya mencionada con el cuento de los hermanos Grimm, quienes tomaron la ya documentada existencia del diplomático Condestable del Electorado de Maguncia en Lohr, Philipp Christoph von Erthal, convirtiéndolo en un padre ausente que se ve obligado a dejar a su hija al cuidado de la madrastra, Claudia Elisabeth María von Venningen, Condesa Imperial de Reichenstein con quien se casara el 15 de mayo de 1743.
Tan bien documentada está la historia, que hasta existe el castillo donde vivía Blancanieves, convertido actualmente en el Museo del Spessart del distrito Main Spessart, donde hasta se expone el espejo supuestamente mágico que Philipp le diera a Claudia como regalo de bodas y en cuyo marco se lee la insultante frase «Amour Propre» que podría haber despertado los celos de la mujer.
Contrario a lo que podría pensarse, la magia del espejo que mide 1,60 metro de altura puede tener base en su elaborada fabricación con materiales extraídos de la región y llevados desde España, que le daban una especial resonancia mística a las palabras que se susurraban en su cercanía.
Respecto a la manzana envenenada, la investigación de Bartels revela que el veneno utilizado fue zumo de belladona, que es posible conseguir en Spessart. La Atropa belladonna, utilizada hoy en medicina, puede causar un efecto similar al rigor mortis.
Otra versión menos difundida es la del historiador alemán Eckhard Sander, quien asegura que el célebre personaje está basado en la condesa Margarethe von Waldeck, cuya existencia está documentada en Alemania durante la primera mitad del siglo XVI, atribuyéndosele un adúltero romance con el rey Felipe II de España y escandalizando a los cortesanos hispanos al punto de envenenarla.
En relación a los enanos, el equipo de Sander concluyó que se trataría de niños pobres, desnutridos y envejecidos prematuramente por el forzoso trabajo en las minas de hierro propiedad de la familia von Waldeck y con quienes la joven condesa acostumbraba jugar.
Otro ejemplo mil veces más siniestro es el de El flautista de Hamelín, cuya historia se fundamenta en un episodio ocurrido el 26 de junio de 1284 en esta ciudad alemana. Seguramente recordarán que esta localidad se hallaba entonces infestada de ratas hasta que un flautista llega ofreciendo librar a los pobladores con su música acordando un pago. Sin embargo, una vez las ratas se hubieron ahogado en el río Weser y el hombre regresara a cobrar su recompensa, los aldeanos se negaron a pagar despertando su furia. En venganza, el flautista esperó el día de Juan y Pablo cuando los adultos acudían a la iglesia local y usando su música, raptó a ciento treinta niños que lo siguieron hasta el lugar del calvario en Koppen, desde donde jamás regresaron.
En algunas versiones modernas, el flautista regresa a los niños cuando arrepentidos, sus padres le pagan incluso más que el monto acordado. Sin embargo, la historia se conoció gracias al testimonio de tres niños que no pudieron seguir al hombre por se uno lisiado, otro ciego y el tercero sordo.
Como respaldo se puede mencionar que existe una ley-costumbre largamente establecida en Hamelín, prohibiendo cantar o tocar música en una calle particular, por respeto a las víctimas: la llamada Bungelosenstrasse, adyacente a la Casa del Flautista. Durante desfiles públicos con música, incluidas las procesiones matrimoniales, la banda musical deja de tocar al llegar a esta calle y continúa una vez que la ha atravesado.
Seguramente quienes sean padres me entenderán, pues sólo ustedes pueden sentir el temor de que sus hijos sean raptados por un extraño y jamás vuelvan a verlos. Con los numerosos casos de pedofilia difundidos hoy en la prensa, resultaría aterrador que un pervertido se atreviera a tomar las vidas de ciento treinta niños y ni siquiera uno.
En la Edad Media, cuando comenzó esta leyenda, quizás se haya creado la parte de las ratas en el cuento para darle más profundidad. Sin embargo, no olvidemos que por aquella época la peste negra diezmó a gran parte de la población europea y por ello, podría entenderse la desesperación que sentían los habitantes de Hamelín con la plaga, pero más atormentados debieron estar cuando perdieron a sus hijos.
Tras todo cuento, hasta el más fantasioso, existe un porcentaje de realidad que se va perdiendo con el tiempo hasta confundirse completamente con la leyenda. Éste es mi propósito al escribir un nuevo cuento de hadas que reúna personajes fabulosos con situaciones cotidianas.

Fuente: Wikipedia.

domingo, 22 de junio de 2014

Chilenos todos, hablemos de sexo

Hoy es común escuchar sobre casos de chicos jóvenes –adolescentes inclusive– que consumen Viagra para tener buen rendimiento sexual y en una entrevista que leía hace pocos minutos, un hombre de treinta y tres años decía que efectivamente a veces la pastillita azul ayuda cuando se está demasiado ansioso.
No puede ser que este medicamento se haya transformado en un salvavidas sexual para gente que debería rendir perfectamente en la intimidad, si el chileno promedio no estuviese acostumbrado a hacer todo en cinco minutos. Es en serio.
Ocasionalmente el hombre no funciona en la cama porque un factor negativo interviene desde fuera. A veces la pasión se muere porque no existe suficiente dedicación en el acto.
Aunque me lapiden mediáticamente, deben admitir que a la comunidad GLBTI le ocurre esto con bastante frecuencia porque entre otras razones, gran parte no busca el amor verdadero ni una pareja estable sino sólo experimentar o saciar las ganas del momento con sexo casual. He conocido casos donde un gay ni siquiera alcanza a tener estimulación suficiente porque su pareja esporádica se desnuda, entra en la cama, hace el preámbulo, lleva a cabo el acto, visita el sanitario, se viste y hasta cambia las sábanas en media hora. No bromeo ni exagero…, en media hora, señoras y señores. Hasta yo me río.
Antiguamente y hasta hace poco los padres de familia hacían parte a sus hijos varones de una tradición muy arraigada en nuestra cultura criolla: visitar un prostíbulo donde el joven debía perder la castidad y demostrar que realmente era un hombre. Casi como un rito de pasaje, el chico resultaba expuesto a lo que se suponía debía ser una gran experiencia y en muchas oportunidades, acababa siendo nefasta porque estaba tan nervioso, que la profesional del sexo ocupaba gran parte de la hora que le pagaban calmándolo. Es así como los hombres que actualmente promedian los cincuenta y setenta años, dedican a sus esposas el mismo tiempo que se tomaron durante esa visita a la casa de remolienda; como resultado, un enorme porcentaje de las chilenas son anorgásmicas aunque sus maridos se tomen diez pastillas.
No es mi propósito recomendar la fornicación de ninguna manera, pero me llama la atención que hoy por el excesivo trabajo, las exigencias sociales, las carencias afectivas y otros factores, los chilenos tengan –y no me incluyo– tan mal desempeño en la intimidad que sin importar la edad, deban recurrir a medicamentos para evadir las verdaderas causas de lo que apenas podría ser una impotencia pasajera.
En la comunidad GLBTI se da muy frecuentemente que por tener sexo casual, no importa si la pareja no gusta y pasan por vergüenzas tragicómicas de las cuales me resulta inevitable reír sin ánimo de herir sensibilidades. Un ejemplo es aquél que metiéndose a la cama ni siquiera se quita los calcetines. ¿Por qué? No sé ustedes, pero yo desconfiaría seriamente de alguien que para tener sexo oculta sus pies sea por la razón que fuere. Si tienes micosis, callos o juanetes afróntalo con toda valentía porque dejarte las calcetas es mucho más sospechoso. Téngase en consideración que el pie de una persona promedio produce una taza de sudor al día.
¿Qué me dicen de los olores? ¡Ay, los olores! Son un tema aparte al cual debería dedicarle un artículo completo y no sólo algunos párrafos. A veces voy por el centro de Santiago en el horario punta, cuando la multitud se dirige desde el trabajo hacia sus casas o las tiendas están repletas y es seguro que sentiré algún desagradable perfume barato que tapa el sudor del día o simplemente la falta de higiene. Si alguna gente es así aún vestida, no quiero imaginar cómo será en la intimidad y entonces, recuerdo que lo importante es respetar a las personas por su condición humana. Menos mal que tengo ese modo de pensar para relacionarme socialmente.
¿Han subido al Metro a las siete de la tarde? Entrar en una cámara de gases es menos mortífero. Luego los hombres se quejan si llegan del trabajo y sus parejas no aceptan compartir el lecho sin antes pasar por la nunca bien ponderada ducha. ¿Qué haríamos sin este invento atribuido a los antiguos griegos y egipcios? La verdad es que nuestra regadera moderna como tal procede del siglo XIX.
Sin embargo, hay instancias y personas que despiertan pasiones cuando los olores corporales pasan a llamarse aromas y dan pie a un sinnúmero de sabores, sensaciones e incluso emociones. He aquí mi punto, en la emoción de hacer el amor y no simplemente caer teniendo sexo con cualquiera.
No podrán negarme que los treinta segundos de duración del orgasmo merecen la pena sentirse culpables, ruines y hasta sucios después de haberse acostado con alguien que no les gustaba y jamás les gustará aunque se operaran de los ojos. La persona con quien compartieron cama tampoco merece sentirse utilizada o ustedes verse a sí mismos como juguetes sexuales.
El mejor estimulante sexual siempre ha sido y será el amor hacia la pareja. Aquel sentimiento despierta nuestras pasiones, otras emociones positivas, reacciones biológicas y sensibilidades que ningún medicamento logra hacer brotar. Es entonces cuando se le brinda al acto amatorio el tiempo necesario para alcanzar una comunión con la pareja, más allá de las presiones laborales o sociales que sufrimos diariamente. Sin esta poderosa droga natural llamada amor que es atribuida por los científicos a la oxitocina, los seres humanos no podríamos relacionarnos afectivamente, reproducirnos ni en mayor envergadura, ser felices.
Hay quienes intentan reemplazar sin éxito la falta de emotividad con sexo casual, adormeciendo a largo plazo su capacidad de amar e incluso empatizar con otro, pues deja de importarles la reacción de éste o el daño que pueden causar a nivel psicológico, emocional e incluso físico en alguien que se siente utilizado o desengañado.
Si ya me parecía increíble que un hombre mayor tomara Viagra para estimular aquello que por su avanzada edad no sería turgente ni con electrochoques, francamente me parece de una ridiculez extrema que ahora los jóvenes le teman más a la impotencia que al infarto por sobredosis.
¿Será que la competitividad y el ritmo de vida moderno no nos permiten establecer verdaderos vínculos afectivos y sólo debemos conformarnos con las relaciones esporádicas, aunque den como resultado final una soledad perenne o el consecuente adormecimiento de nuestra emotividad? No puedo evitar preguntarme si acaso el afán por lograr metas inalcanzables, adquirir bienes materiales innecesarios y conseguir reconocimiento público nos ha hecho víctimas de un creciente e irremediable entumecimiento emocional que a largo plazo puede convertirnos en autómatas, incluso para aquello que debiéramos disfrutar de manera natural, sin estimulantes artificiales ni cronómetros.

martes, 17 de junio de 2014

No somos sólo caras bonitas

Escribo este artículo para demostrar lo tóxico que puede ser un rumor infundado. Anoche navegando en la internet, esta red tan amplia de conocimiento y a veces igualmente perjudicial según el uso que le demos, di con una nota sobre la renuncia del periodista José Antonio Neme a TVN y aunque antes sólo había escuchado su nombre sin relacionarlo a ningún rostro en particular, me interesé en saber más pero casi accidentalmente di con cierto blog donde estaba publicado un post titulado Los periodistas gay: me cae mal Caniulef, escrito por Andrés (sin apellido).
En él menciona algunos profesionales del periodismo que han revelado su homosexualidad y otros como Neme, diciendo que tiene una «homosexualidad latente» porque en cierta entrevista para LUN dijo andar con el vestido en la cartera.
Cabe mencionar que en el mismo artículo el autor menciona a continuación una serie de cualidades muy positivas que destacarían al periodista por sobre la media gay de este querido país llamado chile. Así pues no pierde oportunidad para decir que es liviano, súper amoroso, amable, profesional y dulce. Como yo no lo conozco personalmente, sólo puedo decir que en efecto es muy profesional, sin descartar que sus otras virtudes aquí destacadas pudieran ser reales.
Sin embargo, hay algo que me molesta y aunque el post fu escrito el jueves 17 de enero del año pasado, tal vez muchos de ustedes dirán que soy exageradamente grave. Pero en primer lugar la orientación sexual de este hombre como la de cualquier otro individuo no debería importarle a nadie. Además, a mi modo de interpretar el texto como comunicador social que soy, Andrés dice varias veces que José Antonio neme es homosexual a pesar de tener tantas cualidades, como si éstas no valieran por sí mismas y al contrario, quedaran anuladas por la supuesta orientación sexual del periodista. Digo supuesta porque alo menos en estos casos, mientras yo no lo vea compartiendo lecho junto a otro hombre con mis propios ojos –cosa que muy probablemente jamás pasará-, no me atreveré a asegurar algo siendo tan categórico. El texto en cuestión, con pésima ortografía que ocasionalmente corregí, dice:
«José Antonio Neme es gay, es gay y aunque no se ha confesado gay, todo el mundo sabe que es gay (si hasta la gente heterosexual sabe que es gay). Pero no importa, yo a él le acepto su homosexualidad latente porque es lejos, lejos, lejos el weón más liviano de sangre de los gays de este país. ES UN AMOR EL WEÓN! es súper amoroso, amable, profesional, dulce... una vez dijo para LUN que andaba con el vestido en la cartera: qué weá más gay y dulce. Es que no es desagradable, él es demasiado amoroso y aparte RICO, ES UN CACHORRO OSO!!! Me lo imagino en la cama como un dios cachorro oso, debe tener un gran pene y un culo delicioso. Él es entero de rico, su cuerpo es la raja, sus hombros, su barba, su vello corporal.
José Antonio Neme, a pesar de que sonrías siempre e incluso con las noticias más heavy, a pesar de tu homosexualidad latente, yo me caso contigo: así que agarra tus cosas, tu cartera con el vestido de novia, el pasaporte Y NOS VAMOS A CASAR LOS DOS A CANADÁ.
PD: Estamos súper cerca los dos, le haces clases a uno de mis amigos del blog más cercanos... en volá podríamos hacer un trío». 
¿Cómo se puede hablar tan seguro lo que se está diciendo si no hemos tenido la oportunidad de confirmarlo? Tal vez Neme sea un prototipo modelo de heterosexualidad y vaya por ahí seduciendo mujeres cual Don Juan Tenorio, aunque no tan cursi; quizás efectivamente sea homosexual –aunque no lo aseguro- y los demás gays del medio televisivo se lo peleen; posiblemente y otra vez no lo puedo asegurar, tanto hombres como mujeres puedan disfrutar de sus mieles, dándome una licencia poética. ¿Pero a quién le importa? Lo que realmente interesa es si resulta un buen tipo, ni siquiera si se propone ser profesional sino sólo que tenga un corazón limpio. Todo lo demás es inútil añadidura.
En estos tiempos modernos me parece realmente insólito que vayamos por la vida fijándonos si alguien es gay, porque lo tomamos como si hubiésemos encontrado algo qué sacarle en cara, similar al supuesto pasado pornográfico de alguna exitosa estrella hollywoodense. Los chilenos tenemos la mil veces maldita maña de buscarle defectos a las personas llenas de cualidades o simplemente exitosas, pues no soportamos que a otro le vaya mejor en la vida de lo que a nosotros nos va. Y cuando no queremos ser señalados negativamente porque calumniamos a alguien, decimos todo como si de una broma se tratase, por debajo de la mesa, para ver si el afectado se da cuenta del insulto o pasa desapercibido. Estemos libres de tener que decir algo a la cara, de frente y con los pies bien plantados, porque enseguida la mayoría sale corriendo a perderse o niega todo aquello que haya dicho… El chileno promedio es maestro en eso.
Por eso cuando queremos decir algo de alguien lo publicamos en redes sociales, nos inventamos perfiles con falsos nombres… Lo que sea para decir cualquier cosa desde el anonimato y disfrutando de la impunidad.
El chileno, señoras y señores, es así. Por eso en este país tienen tanto éxito los programas de farándula y reality shows donde la plebe puede regodearse en las peleas, murmuraciones y desgracia del prójimo cual circo romano. De seguro Nerón y Calígula se sentirían como en casa.
No pretendo en absoluto que el autor del blog se sienta atacado. Seguramente tuvo una intención liviana sobre analizar desde su perspectiva la incursión creciente de periodistas gays en el medio televisivo y al mismo tiempo, evaluarlos. Hasta ahí todo bien e incluso puede tomarse con humor lo que dice acerca de casarse en Canadá con José Antonio Neme, pues hoy podría ir a Brasil aprovechando que al periodista le agrada tanto ese país y ahora se celebra allí el Campeonato de la Copa Mundial de la FIFA 2014. O incluso si lo prefiere, podría ir más cerca, a Argentina para visitar las tanguerías y comer un cordero al palo durante la Luna de Miel en lugar del pollito al velador. ¿Ven que también tengo mi sentido del humor, aunque sea particular?
Bromas aparte y considerando el obvio propósito humorístico que tuvo Andrés, me parece que desenmascarar a una persona por su supuesta orientación sexual es el recurso más básico que podemos usar para perjudicarla. Actualmente y salvo algunas excepciones muy puntuales, nuestra sociedad está más tolerante, dispuesta a admirar el profesionalismo de un periodista simpático a la vez que guapo -¿por qué no decirlo?- sin importar con quién se acueste. Nuestra sociedad occidental con toda su corrupción moral y la modernidad de la cual tanto nos jactamos, ya no discrimina a ningún personaje público porque se sepa su orientación homosexual.
Si somos capaces de tolerar a cualquier modelo rubia o morena diciendo con quién se acostó, no nos hace ni cosquillas que un hombre mediático admita su homosexualidad y como ya he dicho en este blog, no me gusta referirme a ello como confesar porque aquel verbo contiene implícita una reprobación social que es muy anticuada, como si ser gay implicara forzosamente tener conductas depravadas que el individuo deba ocultar.
Por otra parte, este afán de sacar a todos del armario a la fuerza no contribuye en nada a la causa GLBTI, que puede ser muy válida para quien respete. Al contrario, da la impresión de que sólo se pretende frivolizar el asunto. Es como si el gay promedio siempre buscara erotizar la figura masculina más allá del valor humano y por supuesto, hacer este juicio generalizado sería demasiado injusto.
A lo largo de este blog y sólo con alguna excepción que obviamente se me debe haber pasado durante estos años, he intentado que mis lectores aprendan a valorar la calidad humana por encima de las diferencias superficiales como orientación sexual, raza, ideología política o creencia religiosa por ejemplo. Ya es hora de que nuestra sociedad aprenda realmente a mirar el fondo y no la forma, en lugar de llenarnos con discursos contra la discriminación que poco o nada logran.
En el caso de José Antonio Neme y sin conocerlo personalmente, puedo decir sólo con verlo por televisión que tengo una gran impresión de él, pues la gente cercana parece apreciarlo mucho. Cuando considero esto, al menos a mí me importa menos aún una característica tan irrelevante como su orientación sexual. Andrés se refiere al periodista como un objeto sexual que obviamente desea, describiendo su cuerpo y revelando las expectativas íntimas que tiene en sus fantasías eróticas pero sin espantarme porque en mí no cabe la mojigatería, estoy seguro que quien fije sus ojos en una persona se verá más cautivado por el corazón, el alma y el espíritu pues lo demás es absolutamente pasajero… Tanto como para no durar más de una noche.
Demás está decirles que en mi experiencia hay dos tipos de personas en este mundo: las prejuiciosas que ni siquiera se molestan en conocer bien a alguien para apuntarlo con el dedo y por otro lado, quienes sobrevaloran las cualidades en otros al punto de no ver sus defectos o minimizarlos demasiado. Intentemos hallar un equilibrio para no decepcionarnos siempre, pero jamás cometamos el error de hablar desde la ignorancia y sólo por las apariencias. La única orientación que importa es hacia donde nos dirige el corazón.
Dudo que Neme gaste siquiera un minuto de su tiempo leyendo este artículo y mucho menos el blog, pero de todos modos quise escribir para reivindicar el verdadero valor de un ser humano. Espero que así lo entiendan mis lectores sin arriesgar demanda, pues siendo un individuo con capacidades diferentes por mi silla de ruedas, he aprendido que ni siquiera podemos esperar respeto si no lo damos.

domingo, 15 de junio de 2014

Sugerencias para el Día del Padre

Conocemos el Día de los Padres por constituir una fecha conmemorativa en la cual se festeja la influencia masculina del cabeza de familia en la vida de sus hijos. En Chile se celebra el tercer domingo de junio aunque para ser más exactos, la fecha oficial es el 15 de este mes.
Aunque en principio se considera una fecha complementaria al Día de las Madres en mayo y al de los Niños en agosto, ésta fecha ha pasado a formar parte estable del calendario festivo en la mayor parte del mundo. Sin embargo, en Estados Unidos por ejemplo, se celebró a partir de 1910 sólo en Washington y desde 1924 abarcó todo el país pero sólo en 1966 el presidente Lyndon B. Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como fecha oficial.
Esto no tardó en extenderse hacia otras partes del orbe aunque existen países que siguen conmemorando al padre en fechas propias Brasil, donde esta festividad tiene lugar cada segundo domingo de agosto. La variación depende también de la religiosidad local y sin abandonar el vecindario, podemos mencionar a Bolivia y Honduras, donde se espera hasta el 19 de marzo porque entonces el santoral católico recuerda a San José, patrono de los carpinteros y en quien se personifica especialmente al padre de Jesús, que según la tradición bíblica era carpintero de oficio.
Historia aparte, aquí queremos entregarle algunas sugerencias útiles, prácticas y originales para agasajar al hombre del hogar, dándole un significativo obsequio lleno de cariño que él siempre recordará.
Comenzando, le aconsejamos planificar aquel día para que no transcurra como cualquier otro del año. Si quiere hacerlo bien, organice un almuerzo familiar donde él pueda ver reunidos a sus seres queridos, la razón de que él sea festejado. Comer en ocasiones especiales no siempre requiere salir de casa y en efecto, reunir a todos en el hogar simboliza aún más el vínculo emocional entre todos. A decir verdad, éste tal vez sea el recurso más usado por los chilenos para lograr intimidad familiar y por ello, muchas veces preferimos hacer un asado en nuestra propia parrilla.
Sin duda alguna, existen tantos secretos para lograr el asado perfecto como chefs hogareños y para conseguir que todos sus invitados queden satisfechos, a continuación le damos algunos datos:
Es vital mantener vivo el fuego de cocción permanentemente, ya que a veces éste se apaga a mitad del asado y para evitarlo, es recomendable reservar en un brasero para prepararlo aparte. Tenga en cuenta que usar leña implica demorar tres veces más del tiempo que tardaría utilizando carbón.
Una vez colocada en la parrilla, la carne para asado se cocina primero del lado de los huesos para luego, voltearlo y prepararlo por el lado de la grasa. En el caso de cocinar aves, es similar, pues el lado de la piel se cocina al final.
Para poner la carne en la parrilla, espere hasta que la leña o el carbón se haya convertido en brasa y no cometa el error de colocarla cuando aún haya fuego.
Algo muy importante a tener en cuenta es que una vez en la parrilla, la carne sólo se voltea una vez. Lo mencionamos porque durante la cocción, muchos yerran prolongando innecesariamente el proceso.
Si quiere asar pescado, un buen consejo es salpimentar los filetes para posteriormente dorarlos sobre una plancha caliente, apoyándola sobre los hierros de la parrilla.
Ahora bien, si aún así usted no quiere arriesgarse sabiéndose inexperto en materias culinarias, pero mantiene la idea de permanecer en casa, puede hacerlo sin complicarse la vida y aún así, quedar como rey. Existen variadas opciones de delivery que le ofrecen alternativas económicas, deliciosas y con muy buena presentación, permitiéndole compartir con los suyos incluso si cuenta con poco tiempo para planificar un panorama más detallado, sin descuidar el propósito original de este día: demostrarle a su padre cuánto lo ama.
Lograrlo es más fácil cuando se cuenta con la ayuda de especialistas que hacen despacho a domicilio como El Mago Chef, que le garantiza delicias y porque en estas ocasiones el menú debe cambiar, puede ser original al máximo probando un kebab típicamente turco o incluso sushi, que desde hace un tiempo a esta parte es la nueva tendencia para paladares refinados. Puede encontrarlos en San Crescente 6, local 8, Las Condes o solicitar un despacho al fono 22546784.
Si prefiere salir de casa para cambiar de ambiente e ir a un sitio elegante, no puede perder la oportunidad de visitar el Salón de eventos y Restaurant Loyola Club de San Miguel, ubicado en Llano Subercaseaux 3597 – Paradero 6 de Gran Avenida – estación de Metro San Miguel. Aquí podrá disfrutar de una excelente atención en un amplio y cómodo espacio. No podemos dejar de mencionarle las especialidades en carnes como el exquisito lomo, o filete; pero tal vez prefiera probar un salmón excelentemente cocinado o los tradicionales mariscos que hacen de Chile un país gastronómicamente reconocido a nivel mundial. Si se tienta con esta propuesta, puede hacer sus reservas a los números telefónicos 25552262, 25540089 así como también la dirección de correo electrónico clubloyola@hotmail.com. En caso de no haberlo hecho por la mañana en la intimidad del hogar, un momento como éste puede ser perfecto para darle a su padre un bello y significativo obsequio, que marque este día.

Fuentes: Wikipedia, Terra.com.ar

lunes, 2 de junio de 2014

Sube a un SUV y no querrás bajar

Foto: Toyota RAV4.

Desde que comenzara la historia de los vehículos autopropulsados por vapor en el siglo VIII, pasando por la invención del primer automóvil que usaba motor de combustión interna por gasolina en 1885, la carrera de innovación no se ha detenido. Sin embargo, ahora existe una nueva modalidad más moderna, eficiente y que impone su confortable diseño a la competencia, para ofrecer no sólo funcionalidad al conductor sino también estilo. Son los llamados SUV o Vehículos Deportivos Utilitarios por su sigla en inglés.
Quizás el antepasado más reconocido de este estilo sea el Jeep Wagoneer que hizo furor alrededor de 1960 hasta 1987. Desde entonces los vehículos todoterreno ligeros constituyen la opción más acertada para el aventurero que recorre caminos disfrutando de su libertad sin renunciar a los últimos avances en tecnología. Por ello es que los SUV se han convertido en una expresión de personalidad y carácter sobre ruedas.
Un claro ejemplo de ello es el Chevrolet/Orlando, una verdadera joya de clase mundial que por su diseño descendente, ofrece a los ocupantes capacidad para no perderse detalle del camino. Para presumir un poco, la doble cabina bastante espaciosa, fue inspirada en el Corvette y está combinada con una innovadora iluminación azul.
Empero, hoy en día un conductor de estos vehículos no sólo debe pensar en darse un caprichito sino además, en dar seguridad a los otros pasajeros como por ejemplo, su familia. Es aquí donde este modelo cuenta con diversas ventajas estratégicas para evitar accidentes de tránsito urbanos o en carretera. Una muestra de ello es la aplicación del sistema ISOFIX que fija con total seguridad los asientos infantiles, en caso de transportar niños. Además, cuenta con frenos ABS y una carrocería diseñada para absorber los impactos.
Como si eso fuera poco y en caso de perder concentración al conducir por agotamiento ¾suele suceder durante viajes muy extensos de noche¾, esta maravilla incorpora un sistema de control de estabilidad o ESC que aplica un frenado correctivo, evitando así los virajes bruscos y permitiéndole al conductor recuperar el control.
Cuenta también con airbags de conductor y acompañante laterales, delanteros y de cortina que no dejan al azar la protección de los siete ocupantes.
Pero no es exagerado decir que quien se suba a este vehículo, se sentirá como David Hasselhoff cuando conducía el Auto Fantástico, porque dispone de un inmovilizador electrónico antirrobo y un sistema inteligente de asistencia para aparcarse fácilmente.
Todo esto no tendría ninguna importancia si fuese un vehículo de bajo rendimiento en combustible. Pero hablar de eso en estos tiempos es casi un chiste. En este caso, el automóvil utiliza combustible diesel con una capacidad para 64 litros, lo que se traduce en mayor eficiencia y economía.
Si todo esto no te satisface porque prefieres algo más urbano, es muy recomendable el Toyota RAV4, que siendo considerado un SUV tendría una denominación más exacta como todoterreno, ya que sus dimensionas compactas aproximadas a los 4,4 metros de longitud lo hacen más ágil.
Este modelo tiene dos versiones según las tracciones: 4x2 y 4x4. Si el uso será principalmente en carreteras, la versión de dos ruedas motrices satisfará tus requerimientos. Sin embargo, si se le dará uso en pistas, es mejor la tracción integral.
Otra ventaja a considerar de este modelo es que dispone de buenas suspensiones, bastante firmes. Esto hace que en carretera sea un vehículo estable mientras que dentro de la ciudad, obtiene una calificación superior al comparársele con otros modelos similares.
Cuenta con cinco puertas, lo que evidencia su gran y cómodo espacio interior en tanto que su maletero tiene una capacidad para almacenar 627 litros.
En cuanto a los motores, este modelo cuenta con el D-4D de 150 CV que otorga un excelente consumo. Algo destacable sin duda es que utiliza combustible diesel y gasolina, emitiendo 127 g/km. de CO2, haciéndolo muy eficiente en su rendimiento.
En cuanto al diseño y estilo, este modelo le otorga al conductor la sensación de libertad combinada al refinamiento que podría esperarse de un SUV. Además, su diseño le hizo ganar cinco estrellas en el sistema de calificación del EuroNCAP, que mide las pruebas de impacto según escalas europeas.
Su carrocería está construida con aceros de alta resistencia y el portón trasero está diseñado para abrirse verticalmente, permitiendo que la rueda de repuesto pueda guardarse en el interior con doble fondo del maletero.
Ahora bien, si quieres presumir un poco con este modelo, puede destacarse su climatizador bizona, sensor de lluvia y luces Toyota Touch 2. Además, cuenta con cámara de visión trasera, retrovisores eléctricos, parrilla frontal cromada y siete airbags. En resumen, puede decirse que éste es el chico malo de los SUV y sabemos lo que eso significa.
Éstos son sólo dos botones de muestra para que veas las obvias ventajas del SUV, un vehículo que indudablemente le dará un nuevo sentido a viajar cortas o largas distancias. Pero cuidado, seguramente despertarás la envidia de quienes te| vean conducir.

Fuentes: Wikipedia, Autobild.es, Toyota.es, Diariomotor.com y Brunofritsch.cl.

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.