«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

viernes, 31 de enero de 2014

En la Mezquita As Salam

Hoy ha sido mi segunda visita a la Mezquita As Salam, gracias a que el hermano Ismail me llevó. Pero esta vez junto con hacer las oraciones correspondientes y oír el sermón, pude compartir con mis hermanos en un ambiente donde todos me hacen sentir querido.
Estos días han sido extremadamente difíciles porque como siempre, no he sabido mantener cerrada mi boca, amparado en el argumento de ser honesto pero desgraciadamente, sin tener filtro alguno.
Además, mis crisis diabéticas se han hecho muy frecuentes y me tuvieron al borde de la muerte al menos un par de veces. Sumada a la preocupación anterior, supongo que toda consecuencia tiene su costo y en ocasiones, podría ser demasiado alto.
Elhamdulillah tengo la oportunidad de ir a la Mezquita y tranquilizar un poco mi alma en estos días tan atribulados, cuando la angustia se ha hecho presente para acosarme desde temprano hasta cuando cierro los ojos cada noche.
Confío en que Allah (swt) pronto me muestre el camino y tenga misericordia de mí. Amin.

miércoles, 22 de enero de 2014

Embarazarse o no

Bismillah.
Cuando escribí la entrada H.I.V.negativo no me imaginé que una lectora podría tiempo después, pedirme consejo resguardando su anonimato. Se supone que en el blog escribo para desahogarme y criticar aquellos fenómenos culturales de nuestra sociedad que puedan desagradarme. Sin embargo, también es cierto que siempre he pretendido llegar a mis lectores no como un escritor pedante que finge hace escuela sino como uno más.

En esa medida y sabiendo que de un tiempo a esta parte el blog ha cambiado paulatinamente su línea editorial, porque ya no abordo tan descarnadamente temas de interés para la comunidad GLBTI, pero sin abandonar del todo el sentido que originó estos artículos, me dirijo a esa lectora anónima.

Me contaba que su pareja tiene V.I.H. y siempre utiliza condón para mantener relaciones sexuales salvo en el fellatio. Empero, prefiere cuidarse para tener un hijo sin arriesgarse a contagiarlo.

A mi parecer y desde el punto de vista islámico, una relación sexual sólo es lícita dentro del matrimonio. Sin embargo, como este blog no es escrito sólo para musulmanes como público objetivo, asumo que no todos mis lectores están casados y en vista de eso, deberé abordar el asunto desde una perspectiva más mundana, para llegar a quien necesita mi consejo.

En esta vida tomamos decisiones con cuyos resultados debemos cargar toda la vida. No lo digo como algo negativo sino pretendiendo ser realista. Si existe la posibilidad de tener un hijo, dicen las viejas que siempre es bienvenido, pero ignoro si sea posible concebir sin arriesgarse al contagio.

Desconozco las consecuencias médicas de embarazarse en esas condiciones, pero el sentido común –algo bastante personal y variable según cada individuo- indica que al tomar una decisión como ésta, deben considerarse factores como el permanente cuidado de la criatura. ¿Acaso podrías darle la totalidad del tiempo al bebé en desmedro de tu pareja, que más adelante podría requerir cuidados constantes si su condición empeora?

Si realmente deseas tener un hijo evitando el contagio, sólo hay una respuesta posible: inseminación artificial de un donante anónimo. Sé que no es igual a compartir la paternidad con tu pareja, pero es el único consejo que me animo a darte sin causarte aún más incertidumbre.

Por lo pronto y según vaya evolucionando la idea, te recomiendo vivir el día y aceptar las situaciones según se presenten. Cuida lo que Allah te ha dado en la vida sin pretender más y disfrutando cada momento. No te esfuerces en apresurar los pasos.

De todas maneras, también te recomiendo averiguar la viabilidad de un embarazo tradicional, porque como antes dije, no tengo mucho conocimiento de ello en estas circunstancias.

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.