«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

domingo, 30 de mayo de 2010

Preguntas sobre el Sr. L

Para publicar esto lo pensé casi tres meses, dado que no tenía una seguridad plena y siendo sincero, aún hoy temo caminar sobre la cuerda floja.
Sabrán que mi amistad con el Sr. L se rompió durante setenta y dos días, once semanas o dos meses con trece días aproximadamente. En ese tiempo tuve muchas razones para creer que realmente no volvería a saber de él.
Sin embargo, el 1 de marzo me atreví y lo llamé para saber si había sufrido algún daño estructural en su hogar o pérdida personal por el terremoto que afectó Chile finalizando febrero. Casi no pude creerlo cuando contestó muy preocupado, pues quería estar seguro de mi buen estado.
Desde entonces hemos tenido contacto telefónico esporádico o por Facebook, pues lo agregué nuevamente en todos mis directorios. Ahora veo dos extremos: por un lado, luego del disgusto pude seguir creyendo que jamás tendría su amistad otra vez y por otro, hasta hoy no tengo razones comprobables para desconfiar.
Aprendí a conocer muy bien al Sr. L, tanto durante nuestra primera amistad teniéndolo idealizado, como al distanciarnos y darme cuenta de sus reales dimensiones humanas, con virtudes pero sobretodo defectos. Por tanto, espero no equivocarme viéndole desde una perspectiva más neutral, queriéndole sin adorarle. Como amigo del cual sólo esperamos reciprocidad.
Hoy cumple treinta y tres años, la edad de Cristo dirán muchos, aunque todos estemos muy lejos de ser como él. Lo llamé, pero también le escribí para felicitarlo y en mí note lo siguiente:
Creo haber dicho antes que si idealizamos a alguien al punto de esperar hazañas sobrehumanas, somos culpables por nuestra propia decepción. Es como dice mi amiga Carolina: “Si te gusta alguien, todo de esa persona te parece perfecto, incluso las cagadas que hace son irrelevantes. Pero cuando deja de gustarte, te das cuenta del sobrepeso, la alopecia, su inmadurez o cualquier defecto, antes invisible. Sin embargo, no es culpable el otro por ser así, sino tú eligiendo mirar a un lado”.
Debo ser sincero, reconociendo cuánto dudé del supuesto beneficio emocional que me traería su amistad tras tal ruptura, porque siendo humanos vemos el beneficio propio al relacionarnos y esperar que ese individuo a quien queremos, no nos haga sufrir.
Tía María Adriana, experta en sufismo y diversas ramas espirituales, me dijo una vez al contarle superficialmente sobre este sujeto: “Carlitos, nosotros entendemos los afectos desde la ganancia egoísta. Si te hablo del amor, seguramente imaginarás una pareja en plan Romeo y Julieta, pero es mucho más que eso… El amor verdadero e incondicional es muy difícil porque siempre se habla del vínculo entre madre e hijo como ejemplo máximo. Sin embargo, este afecto también puede darse entre amigos, parejas, hermanos o cualquier relación”.
Incomprendiendo aún su explicación le pregunté cómo es posible saber si siento amor de amigo por el Sr. L o simple cariño. Me respondió: “El amor está entendido desde el enamoramiento y el cariño desde la limitación. Pero podemos sentir amor sin enamorarnos de nuestras madres, por ejemplo. El cariño en cambio, se da entre madre e hijo cuando éste último debe cumplir alguna tarea o de lo contrario, la mamá le dice que ya no lo querrá; ése ya no es amor incondicional, sino cariño limitado. En tu caso, sólo podrás saber si sientes amor de amigo o cariño por esa persona cuando decidas si quieres tenerlo en tu vida o no”.
Confundido por el amplio espectro espiritual y casi metafísico que implicaban las respuestas de mi tía, sin pretender divulgar la historia entre toda la familia, le pregunté a Yami. Ella dijo más mundanamente: “Mándalo a la chucha, porque esta clase de huevones no merece la pena y al final, acaba haciéndote daño”.
Disconforme con su consejo o más bien, no queriendo llevarlo a cabo, busqué una tercera opinión en el tío Manolo, quien tiene un punto intermedio entre tía María Adriana y Yami. Creo que fue lo más acertado, pues opinó: “Ten cuidado con esa clase de personas, porque uno nunca sabe cómo reaccionarán. Pero si realmente su amistad te llena, toma todas las vivencias buenas y malas, haciendo un recuento para decidir si ese tipo es tu amigo de verdad”.
Así lo hice, llamándole después del terremoto y enterándome de su preocupación. Aún me pregunto si acaso el Sr. L habría dado señales de vida no habiendo desastre natural o al contrario, aún seguiríamos incomunicados.
Es un supuesto que jamás sabré a ciencia cierta. Como también ignoro si algún día volveremos a vernos o bien, sigue en pie su dictamen de “No creo que nos volvamos a ver. Quizá sólo debíamos caminar juntos dos cuadras y no la vida entera”. Ojo, ahora sé que ambos tenemos una vida además del otro, pasado, obligaciones y temores.
También sé que ya no me hace mal ser su amigo como al distanciarnos, pues le veo desde la otra vereda. Al contrario, pocas veces en mi vida o casi ninguna he conocido a alguien capaz de hacerme madurar emocionalmente padeciendo sus defectos. Gracias al Sr. L pude comprobar cuan humano soy, hasta dónde puedo querer o amar, cuánto me permito disculpar, qué importancia tiene reconocer mis errores y especialmente enmendarlos, cuándo debo detenerme a pensar antes de actuar y cómo cuidar esa amistad tan importante.
Una vez le dije “Te quiero y estaré contigo siempre, pase lo que pase”. En aquel entonces sabía que el afecto es intransferible y sólo puedo dárselo a quien lo despertó inicialmente. Ahora renuevo mis votos amistosos, aún más sincero y maduro, para apreciarle pero sin ser ciego, acusando sus faltas. Desde este punto, acepto a la persona destinada al sitio que el Sr. L no pudo llenar porque le correspondía otro.
Si bien no doy mérito al distanciamiento o la causa y manera de desarrollarse éste, reconozco que fue útil para aprender a lidiar con mis apegos emocionales, defender mi sitio y respetarme como individuo. Ahora por ejemplo, nadie puede darse más importancia de la que yo le otorgue.
Por otro lado, aprendí cuan perjudicial es el extremismo y la importancia de conservar el equilibrio en las relaciones, cualesquiera que sean.
Empero, éste es mérito propio y en lo que al Sr. L concierne, vivir sin su amistad tras haberla experimentado fue duro, como el viaje de Orfeo al Hades pero en este caso, la pérdida no fue total. Podría restarle importancia si jamás hubiésemos sido amigos, como irrelevante es no caminar por mis propios medios, pues jamás pude hacerlo. Pero como con mi diabetes después del dulce manjar probado durante mi infancia o un chocolate, ¿cómo podría serme indiferente la pérdida de esta amistad, con todo cuanto implica, si quedó tan arraigada en mí? Ojalá nunca sea necesario responder esta pregunta.

sábado, 29 de mayo de 2010

Fallece Dennis Hopper

LOS ANGELES (AP) - El actor y director Dennis Hopper, cuya carrera admirable incluyó el gran éxito de 1969 "Easy Rider" ("Busco mi destino") murió el sábado en su casa de Venice, California, a los 74 años.

PUBLICIDAD

Alex Hitz, un amigo de la familia, dijo que Hopper sufría cáncer de próstata y murió rodeado por familiares y amigos.
La carrera llena de altibajos de Hopper incluyó películas memorables como "Rebel Without a Cause" (Rebelde sin causa), "Blue Velvet", "Apocalypse Now" y "Hoosiers", al igual que fracasos como "The Last Movie".
El impensado éxito de la épica historia de hippies y motociclistas "Easy Rider" perduró como su triunfo más grande. Hopper la coprotagonizó con Peter Fonda y Jack Nicholson, pero también la dirigió y fue coautor del guión. El, Fonda y Terry Southern fueron nominados al Oscar al mejor guión.
Fuente: AP.

viernes, 28 de mayo de 2010

Fallece Gary Coleman

LOS ANGELES (Reuters) – La ex estrella infantil Gary Coleman, quien alcanzó la fama con la serie de televisión “Diff’rent Strokes”, murió a los 42 años en un hospital de Utah tras sufrir una hemorragia cerebral.
Coleman se ganó al reconocimiento del público como el astuto Arnold Jackson, el hijo adoptado de un acaudalado neoyorquino en la exitosa serie que se emitió en la televisión estadounidense desde 1978 hasta 1986 y también alrededor del mundo.
Pero cuando el programa fue cancelado, la fama de Coleman en Hollywood declinó y el actor se encontró en problemas financieros, legales y domésticos.
“Estamos muy tristes al informar que el señor Gary Coleman murió a las 12.05 hora MST” (0605 GMT), dijo su representante John Alcantar en un comunicado.
Alcantar dijo que a Coleman se le desconectó el respirador artificial y “murió rápidamente y sin sufrir”, rodeado por su esposa y otros familiares cercanos.
El diminuto Coleman, quien padecía de una enfermedad congénita a los riñones que detuvo su crecimiento, fue hospitalizado el miércoles por la noche tras sufrir una hemorragia intracraneal en su casa de Santaquin, Utah. Los medios informaron que el actor se cayó y se golpeó la cabeza.
El jueves, estaba consciente y lúcido por la mañana, pero en la tarde su condición se agravó, quedó inconsciente y se lo conectó a un respirador artificial en el hospital Utah Valley Regional Medical Center, según un comunicado divulgado el viernes por el centro médico.
“Gary está ahora en paz y su recuerdo quedará en el corazón de aquellos a quienes entretuvo durante años”, dijo Alcantar.
(Reporte adicional de Christine Kearney en Nueva York, Editado en español por Marion Giraldo/Patricia Avila)
Fuente: Reuters.
Foto: Wireimage.

lunes, 24 de mayo de 2010

87º Natalicio de Victoria Ester Fernández Rojas

Bien sabido por todos es que la edad trae experiencia y muchas de nuestras juveniles esperanzas se pierden en el camino, junto con la inocencia. Sin embargo, mi abuelita materna siempre conservó una cuota de particular ternura durante su vida, logrando la tan rara mezcla entre sabiduría y candidez.
Si todos tuviésemos la capacidad de convertir los golpes del destino en lecciones bien aprendidas sin protestar y además, compartirlas, seguro podríamos expresar cariño por otros dejando a un lado el irracional orgullo que muy a menudo guía nuestros pasos.
Cuando los años pasan y el sufrimiento se atenúa con afectos imperecederos, quienes continuamos aquí después de haber llorado su partida, recordamos con nostalgia cada momento compartido, atesorándolo en nuestros corazones como indescriptibles bellezas.

Fallece esposo de difunta actriz Brittany Murphy

LOS ANGELES (AP) - El esposo de la fallecida actriz Brittany Murphy murió.
El cuerpo del guionista Simón Monjack fue encontrado sin vida en su casa de Hollywood Hills, cinco meses después de la muerte de su esposa.
El vocero de la policía Louie Lozano señaló que, según un reporte preliminar, Monjack murió de causas naturales.
Lozano le dijo a The Associated Press que los investigadores continuaban en la escena el lunes en la mañana. Agregó que no tenía más detalles sobre la muerte de Monjack.
Murphy falleció el 20 de diciembre, a los 32 años. La oficina del forense del condado de Los Angeles determinó que la actriz murió de una neumonía que se complicó debido a una deficiencia de hierro, anemia e intoxicación con varios medicamentos.
Funcionarios de la oficina del forense señalaron que Murphy sufrió un repentino paro cardíaco debido al "consumo de medicamentos". La muerte de la actriz fue clasificada como accidental.
Fuente: AP.

lunes, 10 de mayo de 2010

Carga extra

Esta tarde, mientras ordenaba mi bolso para ir mañana al control médico con mi diabetóloga, me di cuenta de toda la carga extra que llevaba:
Bolsillo de la tapa:
  • Tres tubos con azúcar, por si sufro una hipoglicemia.
Bolsillo exterior: nada.

Bolsillos del organizador:
  • Encendedor social.
  • MP3 con música turca de Tarkan, Gökhan Özen y Sibel Can.
Compartimiento principal:
  • Medidor de glicemias.
  • Insulina Levemir.
  • Insulina NovoRapid.
  • Cintas reactivas Accu-Chek Active.
  • Billetera.
  • Llaves.
  • Propolis Knop Spray.
  • Pañuelos desechables Elite.
  • Cápsulas de Sugafor.
  • Estuche de lentes.
  • Estuche con: espejo, peineta, champú, pasta dental y cepillo de dientes.
  • Navaja suiza Victorinox.
  • Colación.
Bolsillo interno:
  • Condón LifeStyle Forte.
Cuando viajo:
  • Mi diario.
  • Desodorante.
  • Tasbith.
  • Cámara fotográfica digital.
  • Cargador de pilas.
  • Pilas recargables.
  • Cargador de móvil Nokia 5530 XpressMusic.
  • Lápiz.
  • Cuaderno de glicemias.
Y me puse a pensar cuánto más podría guardar en este bolso con capacidad para 10 litros antes de romperlo. Del mismo modo, no pude evitar preguntarme hasta dónde soy capaz de aguantar antes del colapso en una ralación.
Hago la diferencia entre bolso (o mochila) y cartera porque a diferencia de las mujeres, los hombres solemos llevar aquello que creemos imprescindible, regularmente en los bolsillos de la ropa que a decir verdad, me parecen bastante incómodos.
Para una persona como yo, que anda en silla de ruedas, sería muy incómodo cargar con el peso propio, del asiento móvil y además, cuanto pudiere echar en mis bolsillos.
Por lo mismo, no tiene sentido ir a todas partes con un encendedor social, si mis amigos evitan pedirme fuego porque saben que odio fumar. Aunque en realidad, soy fumador pasivo.
Como este ejemplo, en una relación prescindo de quienes niegan públicamente estar conmigo, pretendiendo tenerme en su cama cuando nadie nos ve.
Con afán de prevenir molestas comparaciones, intento mantener el contenido lo más organizadamente posible, para no perder tiempo buscando algo que debería encontrar sin esfuerzo.
En las relaciones hago igual, desde haber cometido un error hace poco. Ahora respeto las diferencias entre amigos, amantes, romances y demases, pues si todo se mezcla, al final lo pierdes todo.
Antes llevaba la navaja suiza Victorinox para defensa personal, por si mi madre necesitaba cortar los tallos de flores que compra cuando visitamos las tumbas de mis abuelos maternos en los cementerios Católico y General o simplemente, por sensación de seguridad. Sin embargo, me di cuenta del absurdo, pues si alguien me asaltara en la calle como casi ocurrió tres veces el 19 de diciembre pasado, no esperaría que desenfundara mi arma. Además, cuando vamos a los campos santos, es papá quien porta su propia navaja o tijeras jardineras.
En las relaciones, un anillo no garantiza el cumplimiento de la promesa hecha cuando alguien se compromete conmigo. Lo único que realmente puede darme seguridad, es el contenido del bolsillo interno.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Tercer aniversario de "La pluma dorada"

Un año más se cumple desde que comencé a mantener este blog, que en sus inicios intentó ser la restauración de uno ya desaparecido.
Ha crecido notoriamente, teniendo pocos pero buenos seguidores así como también algunos acérrimos detractores, que hasta me han amenazado con demandarme por el contenido.
Este soporte ha sido testigo de la desleal competencia profesional; la descarnada exposición orgullosa de mis más profundos sentimientos; el sutil copiar y pegar que he realizado de noticias a mi juicio importantes, con el sano ánimo informativo sin pretender un ejercicio periodístico; la cobertura noticiosa del acontecer correspondiente a Tarkan, como buen admirador que soy y por último, pero no menos importante, el humilde análisis sobre asuntos del ambiente GLBTI, pudiendo a veces ser un tanto imparcial.
Me enorgullece que este blog lleve tres años en línea y siga creciendo, para mejor. Por ello, agradezco a sus lectores y seguidores, por quienes continuaré escribiendo.

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.