«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

martes, 29 de enero de 2008

Nimbooda-Hum Dil De Chu

Êste es un video de la película india "Devdas", donde actúa la famosa actriz y cantante Aishwarya Rai.
Aunque algunos de ustedes no sepan, Bollywood es reconocido como el más grande e importante sitio de producción fílmica en toda la India.
Disfruten del sánscrito. Es un idioma de la familia indoeuropea. Es un lenguaje clásico de la India y un lenguaje litúrgico del hinduismo, el budismo y el jainismo. Es uno de los 22 idiomas oficiales de India. Su posición en la cultura de la India y del sudeste asiático es similar a la del latín y el griego en Europa.
Etimológicamente quiere decir ‘perfectamente hecho’: sam significa ‘completamente’ y kritá se traduce ‘hecho, obra’ (de la raíz kri está emparentado con la palabra karma que es ‘acción’ y con el latín crīmen ‘hecho discernible’)

lunes, 28 de enero de 2008

Mis vacaciones 2008 en El Quisco

He vuelto. Mientras estuve en El Quisco, tomé muchas fotografías, papá me compró muchas cosas y hasta gané dinero sin trabajar.
Tuve algunas hipoglucemias que deberé consultar con la doctora Camacho cuando tenga mi siguiente control, en marzo, pero sobreviví. Lo demás, fue todo genial.
Pude cambiar de aire y la mayor parte del tiempo dormí en la misma cama y habitación que compartía con mi querida abuelita Ester, cuando era pequeño.
En los juegos de tragamonedas o cascadas gané seis mil pesos, de los cuales sólo conservo tres mil, que se suman a los cinco mil encontrados por papá en el piso de una oficina de la compañía de agua en la localidad. Esos ocho mil y los diecisiete mil que tenía suman veinticinco mil pesos que usaré para carretear con Paul cuando lo vea.
Mamá me compró dos pulseras de cuentas que se pueden usar para meditar o rezar y previamente me fabriqué algo parecido a una bisutería masculina griega que usan para jugar.
Además de eso, papá me obsequió el libro "La razón de los amantes" de Pablo Simonetti. Una novela de temática homosexual, escrita por alguien igualmente gay. Muy recomendable.
El miércoles llegó Izabel con mis sobrinos, en tanto el pasado viernes arribaron Iván y tío Germán con la familia de éste.
Fernando es tan cariñoso, que no puedo evitar sentir por él algo más que simple cariño hacia un primo. No diré que es un sentimiento paternal, pero dan deseos de mimarlo y jugar con él. Raro en mí, considerando que no tengo mucha paciencia con mis propios sobrinos, a quienes igualmente quiero.
Durante nuestra estadía, mis viejos aprovecharon un día nublado par concentrrse haciéndole varias refacciones a la casa y mientra papá pintaba las paredes exteriores, dijo haber visto a mi abuelita observándole pacífica y complacida desde el jardín.
Le envié varios sms a Nikos desde El Quisco, pero dejé de recibir respuesta y ayer revisé mi correo electrónico, donde había un mensaje de mi amigo explicándome que no pudo seguir escribiéndome por no tener dinero cargado en su móvil. Le envié algunas fotos que tomé en la playa.

lunes, 14 de enero de 2008

Accidente casero

Según estadísticas, la mayoría de los accidentes ocurren en casa... Pues bien, a nada de que mamá fuera diagnosticada con una tendinitis aguda, anoche estaba cociendo con su máquina en la sala y de pronto, papá y yo en nuestras respectivas habitaciones, escuchamos un corto pero alarmante grito.
Era mamá, que al ver su máquina resbalar en dirección al piso, la afirmó de donde primero pudo y accidentalmente, se enterró la aguja en un dedo, atravesándoselo.
Papá y yo la llevamos inmediatamente a la Mutual de Seguridad, donde un doctor le tomó radiografías del dedo para asegurarse de que el hueso estuviera sano y luego, obviamente la vacunó contra el tétanos, cuestión que debe repetir en marzo y julio próximo.
Además, tiene control médico esta semana y le prescribieron antibiótico. Con la depresión, psoriasis nerviosa, tendinitis y este accidente, mamá deberá hacerse un horario porque debe tomar siete medicamentos.
Bien dicen los ansianos, que las desgracias vienen de tres en tres.

sábado, 12 de enero de 2008

Nikos recibe mi SMS

Estoy muy contento, más de lo que podría haber estado otros días de esta semana.
Para empezar, mamá no tiene artrosis ni lupus como sospechaba el doctor de confianza desde hace algún tiempo. Ayer tuvo un control médico y resulta ser una tendinitis aguda que no se trató a tiempo..., simple en comparación a los otros diagnósticos.
Otra razón para cantar como pajarillo matutino es haber recibido el siguiente correo de Nikos como respuesta a mi SMS.
Hola amigo.como estas?
estoy muy bien gracias.
yes yes yes i got your sms and really made me so glad so now we can exchange also sms. really it's a great thing and amazing!!
it's the first sms that i can send to latin america.i have sent to china(to a friend of mine),mauritius and thailand too in a friend.so i know that from that part of the world i can send now i know that i send to the other half part:))
i wonder if i can send to australia,japan or new zealand...anyway!!
well how was the baptism? what is the name of the baby? is a boy baby or a girl baby?
here today luckily it's sunny and it's not so cold.
so my friend take care and have fun.
nikos. saludos!!

martes, 8 de enero de 2008

Eros y Psique

La más famosa leyenda sobre los amores de Eros y Psique fue contada por el escritor romano Apuleyo, en su “Asno de oro”.

Psique era la hija de un rey que, por su gran belleza, cautivó al mismo Amor. Era la menor de tres hermanas, todas ellas hermosas, pero la hermosura de Pisque era tanta que no había palabras para expresarla, y llegaba a asustar a los posibles pretendientes. Muchos creían que era Venus revivida y, presos de religioso fervor, la adoraban arrodillados, porque debajo del rostro humano de la doncella veneraban la majestad de la gran diosa, la cual, enojada, pensaba: “¿Es posible que yo, Venus, alma primitiva de la naturaleza, origen y germen de todos los elementos; yo que fecundo el universo, hay de repartir con una mortal los honores debidos a mi majestad suprema? Venerado mi nombre en el Olimpo, ¿habrá de ser profanado en la tierra y he de ver desiertos mis altares a causa de una mujer destinada a la muerte? ¡Reciba la insolente hermosura que audaz usurpa mis derechos el castigo de tan grave culpa!”.
Dicho esto, Venus llamó a su hijo Cupido, el alado y perverso niño que, armado de arco y antorcha, comete toda clase de maldades, y se fue con el a la ciudad donde vivía Psique y, mostrándosela, le dijo: “¡Oh hijo! Yo te ruego por el amor que tienes a tu madre, y por las dulces llagas de tus saetas, y por los sabrosos juegos de tus amores, que des cumplida venganza a tu madre: véngala contra la hermosura rebelde y contumaz de esta mujer, y sobre todas las otras cosas has de hacer una, la cual es que esta doncella sea enamorada, de muy ardiente amor, de hombre de poco y bajo estado, al cual la Fortuna no dio dignidad de estado, ni patrimonio, ni salud. Y sea tan bajo que en todo el mundo no halle otro semejante a su miseria”.
Después de haber besado y abrazado a su hijo, Venus se marchó a la ribera de un río cercano, donde bañó sus pies, y luego se fue al mar para reunirse con las nereidas y “el dios Portuno con su áspera barba del agua de la mar y su mujer Salacia y Palemón, que es guiador del Delfín”.
Mientras tanto Psique vivía en la soledad. Todos la miraban y la alababan, pero nadie estaba dispuesto a casarse con ella: la consideraban como una estatua maravillosa. Sus hermanas, en cambio, se habían desposado con dos reyes. El padre de Psique decidió ir a consultar al oráculo de Apolo que estaba en la ciudad de Milesia. El dios le contestó: “Podrás a esta moza adornada de todo aparato de llanto y luto, como para enterrarla, en una piedra de una alta montaña, y déjala allí. No esperes yerno que sea nacido de linaje mortal; mas espéralo fiero y cruel, y venenoso como serpiente, el cual, volando con sus alas, fatiga todas las cosas sobre los cielos, y con sus saetas y llamas doma y enflaquece todas las cosas...”.
El rey regresó a su casa lleno de tristeza y, ayudado por la reina, empezó a disponer todo lo que la doncella necesitaría para sus mortales bodas. El luto y el llanto reinaban en el palacio y en todo el pueblo. Entonces Pisque dijo: “¿Por qué atormentáis vuestra vejez con tan continuo llorar? ¿Por qué arrancáis vuestras honradas canas? ¿Por qué rompéis en vuestros ojos los míos? ¿Por qué golpeáis vuestro santo pecho? Cuando las gentes y los pueblos nos honraban y celebraban con diversos honores; cuando todos a una voz me llamaban la nueva diosa Venus, entonces os había de doler y llorar, entonces me habíais de tener ya por muerta: ahora veo y siento que sólo este nombre de Venus ha sido causa de mi muerte; llevadme ya y dejadme en aquel risco, donde Apolo mandó: ya no querría haber acabado estas bodas tan dichosas, ya deseo ver a aquel mi generoso marido. ¿Por qué tengo ya de contener a aquel que es nacido para la destrucción de todo el mundo?”.
Psique, acompañada de su padre y de todo el pueblo, se dirigió al lugar donde tenía que ser abandonada. Mientras Psique lloraba sola encima del risco, vino un suave cierzo y la tomó en sus brazos y la depositó sobre un prado florido, donde se durmió plácidamente. Al despertar vio a poco distancia un palacio tan rico y hermoso que parecía ser morada de algún dios: el techo era de cedro y de marfil, las columnas eran de oro, las paredes de plata y el pavimento de piedras preciosas de diversos colores. Pisque entró en el palacio y a poco oyó una voz que le decía que toda la riqueza que veía era suya y que entrase en la cámara y descansase en la cama, y luego la voz añadió: “Y cuando quisieres pide agua para bañarte, que nosotras, cuyas voces oyes, somos tus servidoras y te serviremos en todo lo que mandares, y no tardará el manjar que te está aparejado para esforzar tu cuerpo”.
Psique durmió un poco, se despertó luego, lavóse y, viendo que la mesa estaba puesta y aparejada, fue a sentarse para comer. Manjares y vinos exquisitos fueron servidos a Psique, al tiempo que sonaban cantos y músicas gratísimos; pero ni los músicos y cantores se veían, ni podía descubrirse quién sostenía los platos, que parecían llevados por el aire. Por la noche, cuando empezaba a dormirse, despertó presa de gran espanto y temerosa de que no le aconteciese algún daño a su virginidad. Estando así “vino el marido no conocido, y subiendo a la cama hizo a su mujer a Psique, yantes de que llegase el día partióse de allí”.
De esta manera pasó algún tiempo sin alcanzar a ver a su esposo ni a nadie, pero seguía escuchando en las tinieblas la voz misteriosa que era solaz y deleite de aquella soledad. Una noche Psique suplicó a su invisible esposo que se dejara conocer y que le permitiese volver a ver a sus hermanas. La voz contestó: “La curiosidad, ¡oh Psique!, dulce amada mía, suele ser escollo de la dicha; no te dejes arrastrar por ella ni tampoco por el cariño de tus hermanas, que ahora están corriendo desoladas en tu busca. Mañana sus voces llegarán hasta ti; no les respondas si no quieres perderme”.
“¡Cómo! –exclamó llorosa Psique-. ¿Ni a mis hermanas podré ver cuando por mí se desvelan? Te lo suplico, si me amas, permite que puedan llegar hasta aquí, y conocerás la bondad de su corazón”.
“Sea en buena hora –contestó la voz-; consiento en que vengan; pero desconfía, adorada esposa mía, de los consejos que te den para saber quién soy; una curiosidad sacrílega nos separaría para siempre...”.
Al día siguiente, Céfiro trajo a Psique sus dos hermanas. Envidiosas éstas de la felicidad de su hermana pequeña, llegaron a convencerla de que si su esposo se ocultaba era porque debía tener una apariencia monstruosa. Con esto, el vehemente deseo de ver a su esposo se acrecentó.
Llegó la noche y vino también el misterioso amante, y allegóse a ella. Cuando Psique lo sintió dormido, se deslizó del lecho y con silencioso paso fue en busca del candil y de la espada, que tenía guardada desde la víspera, para ver y dar muerte al monstruo. Sin embargo, al acercarse nuevamente al lecho quedó extasiada al ver el hermoso cuerpo de Cupido, y cayó de rodillas. Cuanto más miraba el rostro divino de Cupido, más se recreaba con su hermosura. “Ella le veía los cabellos como hebras de oro, llenos de olor divino; el cuello, blanco como la leche; la cara blanca y roja como rosas coloradas; y los cabellos de oro colgando por todas partes, que resplandecían como el sol y vencían a la lumbre del candil. Tenía asimismo en los hombros péñolas de color rosa y flores; y no obstante que las alas estaban quedas, las otras plumas debajo de las alas tiernas y delicadas estaban temblando muy gallardamente; todo lo otro del cuerpo estaba hermoso y sin plumas, como convenía al hijo de la diosa Venus que lo parió sin arrepentirse de ello”.

En medio de su embeleso, estando Psique con el candil en la mano, quiso tocar el hermoso cuerpo, o quizás robar un beso a los labios entreabiertos, sucedió que una gota de aceite hirviendo cayó sobre el hombro derecho del esposo. Cupido saltó de la cama, y comprendiendo que su secreto había sido descubierto, dijo a Psique, al tiempo que empezaba a elevarse del suelo y ella se agarraba con ambas manos a la pierna derecha de su esposo: “¡Desventurada! Venus, mi madre, me mandó entregarte a un monstruo; al mirarte, hirióme una de mis propias saetas y te tomé pro mujer, y en premio de mi cariño preparabas mi muerte. Tu imprudente curiosidad nos ha perdido, pues no quiere el destino que Amor sea esposo de una mujer mortal conociéndolo ella...Adiós, Psique, tus hermanas serán castigadas; en cuanto a ti, te abandono”.
Cupido despareció, y con él se desvanecieron el palacio y sus jardines. Psique, desesperada, quiso poner fin a su vida y se lanzó a un río, pero las aguas recibiéronla mansamente y la depositaron en la orilla, sana y salva. Después de tres días de viaje llegó a la ciudad donde reinaba su hermana mayor, a quién dijo que Cupido la había abandonado para casarse con la hermana ausente. Después refirió lo mismo a la segunda, y sucedió lo que era de esperar: una y otra corrieron al palacio de Cupido, pero al llegar al risco, donde antes Céfiro las había tomado en sus brazos, pensaron abandonarse a él y cayeron al fondo del abismo.
Mientras tanto, Cupido, enfermo, se había refugiado cerca de su madre en el Olimpo. Venus dio orden de que se buscase a Psique por toda la tierra y fuese traída a su presencia para castigarla. Inútilmente imploró la infeliz Psique ayuda a Ceres y a Juno: por fin cayó en poder de Venus, quién le impuso trabajos superiores a sus fuerzas, de los que sin embargo salió con bien con el auxilio que secretamente le prestaba Cupido. Finalmente, Venus le ordenó que bajara al Hades y pidiera a Proserpina cierta caja de belleza con la que podría reparar la que había perdido con los afanes causados por la enfermedad de su hijo Cupido.
Para descender más pronto a los infiernos, Psique ascendió a una altísima torre con el ánimo de echarse abajo. Pero la torre, que tenía el don de hablar, descubrió a la doncella el modo de llegar a los infiernos sin necesidad de morir y la previno de que debía resistir la curiosidad de abrir la caja de Proserpina. Psique atravesó el río de los muertos en la barca de Caronte, arrojó una torta de cebada a Cerbero y pudo llegar ante Proserpina, quien le dio la cajita que deseaba Venus. En su viaje de regreso a la tierra, Psique se preguntó por qué no había de aprovechar la belleza que había ido a buscar desafiando tantos peligros. Abrió, pues, la cajita, dentro de la cual no había nada, salvo un vapor infernal que cubrió a Psique de una niebla de espeso sueño que la hizo caer al suelo privada de sentido. Al punto acudió en su auxilio Cupido y, apartando de ella el sueño, tocó levemente con una de sus saetas a su amada, la despertó y le dijo que fuera pronto a llevar la cajita a Venus, mientras él corría a implorar a Júpiter que la elevase a la categoría de los inmortales y consintiera en su casamiento. El padre de los dioses accedió a todo y Venus, por fin, también estuvo de acuerdo en que se efectuara el enlace.
De la unión de Psique y Cupido nació Volupia, la voluptuosidad.

domingo, 6 de enero de 2008

Trasnoche de un gran día

Ayer por fin fue el tan esperado bautizo de mi primo Fernando, quien excepcionalmente tiene cuatro padrinos.
Me acosté a las 4:00 de esta madrugada, sin haber bebido ni comido nada extra, por cuidar mi diabetes, pese a tener una torta de tía Pilar en el menú. Sin embargo, como ésta es una enfermedad muy desgraciada, amanecí hiperglucémico y estuve así hasta el almuerzo.
Extrañamente la alarma de mi teléfono celular no funcionó y desperté a las 8:20 para inyectarme la insulina y desayunar, aunque me levanté a las 13:30 horas.
Fue una gran celebración llena de comida, conversación y música, aunque faltó el baile para hacerlo más parecido a una fiesta griega. Vinieron aproximadamente veinticinco personas de la familia paterna entre quienes estaban mis tíos, primos, esposas, parejas e hijos de estos últimos y mi hermano con su familia.
Hablando de lo griego, ayer estuve muy emocionado porque hace un tiempo Nikos me pidió el número de móvil y ayer me envió un SMS que dice:

Hola Carlos, qué tal? soy nikos! gracias por el numero de tu cell. i'm not sure if u get this sms. if u get it let me know by email ok? thx! hasta luego. t/c.

Como podrán imaginarse, le escribí un correo electrónico agradeciéndole de inmediato y además, le escribí un comentario en su página de My Space.
Debido a la emoción, durante parte de la tarde de ayer escuché música en las radios griegas más destacadas que transmiten por internet y me encontré con una canción, para mí desconocida hasta ahora, de Constantinos Christoforou.
He seguido recibiendo respuestas y comentarios bastante buenos de mis amistades en My Space.
En resumen, ayer no sólo fue un buen día, sino que fue grandioso.

sábado, 5 de enero de 2008

Chris Rockway de pasivo para Randy Blue

Crítica al último vídeo de Chris Rockway para Randy Blue, donde hace papel de pasivo, apareciendo junto a Alex y Reese. El vídeo lo pueden ver en la página.
Algunos admiradores de este modelo y actor estadounidense hemos esperado por mucho tiempo verlo en este rol, simplemente porque es una interesante novedad. Tras coleccionar sus trabajos, me llamó poderosamente la atención cómo su productora publicitó esta entrega. Sin embargo, hasta cierto punto fue decepcionante y es lo malo de tener tan altas expectativas.
Chris siempre se ha caracterizado por aquellos gemidos estruendosos que hace, avivando la escena. Pero en esta oportunidad, me causó incluso gracia escuchar su voz confundirse con los rechinidos de la cama. Recordé a aquellas actrices del porno setentero... ¡Qué nostalgia por mi adolescencia!
Pero hay otras producciones de Rockway para Randy Blue que tienen más trama, como aquellas para celebrar Halloween. Se agradecería que todas las películas fueran así y no un simple aquí te pillo, aquí te mato. Sí, es verdad que en estas películas no se puede esperar un libreto muy elaborado, porque uno se pierde y aburre... Mas quisiera ver algo que resultara más creíble.
¿Es necesario que los actores estén descalzos? Me parece igual de contraproducente que verlos semidesnudos al inicio. Uno ya sabe a lo que van, pero regresando al punto anterior, me gustaría que no fuese tan evidente. Hace falta ver el trabajo de seducción, las preliminares.
Aun así, uno entiende que no debería esperar una megaproducción hollywoodense ni mucho menos, porque sería estúpido hacerlo.
Al margen de todo, me parece increíble que un tipo de veintiséis años tenga semejante cuerpo y lo aplaudo si es natural. Está claro que por su trabajo, debe pasar gran parte de su tiempo en el gimnasio. Si yo tuviese ese físico, qué no haría.
Pero sí es muy lamentable que no se dé el tiempo de responder los mensajes de sus seguidores. Lo digo porque hace un tiempo lo agregué en My Space y enviándole dos correos diarios, aún no contesta ninguno. Dudo que lo haga, aunque otros actores me han correspondido.

martes, 1 de enero de 2008

Bienvenido 2008

Anoche mis viejos y yo pasamos una Nochevieja tranquila, cenando. Después de medianoche y el típico brindis fuimos a un lugar privilegiado desde donde vimos los fuegos artificiales del cerro Calán y luego, cerca de la Teletón pudimos ver el espectáculo pirotécnico de la Torre Entel.
Sin duda, no son iguales al evento del Año Nuevo en el Mar, que esta vez tuvo una asistencia de mil quinientas personas aproximadamente y fue denominado el espectáculo más grande de América Latina en lo que a estas fechas se refiere y en relación a fuegos artificiales. Mis padres y yo no pudimos ir por la obvia y descomunal congestión en la carretera.
De todos modos, era esperable que tanto aquel evento masivo como las fiestas organizadas por diversos centros nocturnos, fuesen exitosos... Lo que hizo falta sin duda, fue mayor planificación en algunos festejos comunales, donde lo último en hacer fue conseguir el permiso municipal, razón por la cual fueron cancelados y en uno de ellos, ya se había vendido seiscientas entradas... Es de reírse, como conseguir un novio después de haber montado la boda con invitados y banquete.
El punto negro de anoche fueron los múltiples accidentes automovilísticos, producto de conducir bajo la influencia del alcohol y que esta vez dejó un saldo de treinta y seis fallecidos.
En otro tema, hoy chteé nuevamente con Marisa y me contó que pasó las fiestas con su familia, mientras David, su hijo se fue de carrete (o marcha) con unos amigos después de medianoche.
Otro que estuvo con su familia fue Nikos, que además está bastante contento con sus progresos en el español y le agrada saber que me intereso en la cultura griega.
Pues eso... A esperar que este año sea bueno.

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.