«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Metas para el próximo año


Dos mil diecisiete ha sido un año accidentado en muchos aspectos para mí. El primer día sufrí una hipoglucemia que me llevó al sector de urgencias del Hospital Clínico Universidad de Chile, siéndome muy difícil recuperar el conocimiento.
No pude terminar la secuela de Síndrome de Estambul y ya llevo dos años escribiéndola. Sin duda es la novela que más tiempo me ha tomado hasta ahora, aunque debo admitir que no me siento tras el teclado todos los días, pues he aprendido que hay una vida más allá de la computadora y por qué no decirlo…, también me gusta dormir.
Algo bueno es que comencé a hacer ejercicio diariamente con mancuernas y a estas alturas estoy notando los resultados, porque mis brazos y espalda tienen más musculatura; la ropa me queda chica, pero mirarme al espejo ahora da gusto –antes deba pena–. No postearé una foto mía desnudo, así que deberán confiar en mi palabra. Sé que de un escritor se espera tratar temas profundos, pero en esta vida también es necesario ser un poco superficial porque todo se trata de equilibrio; el exceso siempre es perjudicial.
He intentado recuperar algunas amistades perdidas al mismo tiempo que cultivar las ya existentes y en marzo tuve una maravillosa sorpresa: Ahmet y su familia me visitaron, dándome una grata sorpresa porque mi ex profesor de turco dejó Chile en dos mil doce sin saber cuándo volveríamos a vernos. Fue como si los años no hubiesen pasado.
Hay alguien que no está en mi vida hace aproximadamente tres años y sigo rogando a Allâh (cc) darme la oportunidad de un reencuentro pero también, cerrar heridas. Amîn. En palabras de Molière «Jamás se penetra por la fuerza un corazón».
Otras personas simplemente deben irse, porque no quieren compartir mi espacio y además, tampoco podrían hacerlo. Para estar conmigo es necesario ser tolerante, porque mis relaciones se fundamentan en el respeto y la lealtad; el cariño es un resultado de aquello. En su genialidad, Oscar Wilde dijo que «Hay personas que causan felicidad donde van; otras, cuando se van».
Aprendí a estar solo, disfrutar el espacio íntimo que durante años me he construido. Empero, ya estoy listo para compartirlo con alguien y mandar a mi soledad de vacaciones por un tiempo largo. Ciertamente tengo complejos, pero como cualquiera y quien me ame deberá aceptarme tal como yo le acepte.
ĺnşAllah el próximo año sea mejor en cada aspecto y nos traiga a todos bendiciones. Veamos siempre el lado positivo de las cosas, pero reforcemos el corazón para soportar el sufrimiento del cual siempre tenemos una dosis, para recordarnos la fragilidad humana porque de lo contario, el ego se convierte en nuestro conductor.
Algo muy importante hablando de los afectos: no olvidemos que nuestro primer refugio es Allâh (cc) y el segundo, la familia. No perdamos tiempo coleccionando seguidores para luego, ni siquiera recordar sus nombres y al contrario, esforcémonos en dejar una profunda huella en los demás, más que una buena primera impresión.
Como meta personal: Que Allâh (cc) me permita volver a Turquía, tener éxito con mis novelas allá y aquí. Que me permita tener los reencuentros afectivos por los cuales a diario suplico. En un plano más general: Que sea un año tranquilo, en el cual todos nos esforcemos por vencer nuestros egos y sea más importante alcanzar la paz tan necesaria. Amîn.

No hay comentarios.:

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.