«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

viernes, 16 de mayo de 2014

Mensaje a mis queridos turcos tras el desastre en la mina

El pasado martes 13 de mayo en Soma, Turquía, ocurrió una de las tragedias más grandes en la historia de la minería de ese país y del mundo, me atrevería a decir. Trescientos un mineros trabajadores del carbón fallecieron tras una explosión catastrófica que los dejara bajo tierra.
El accidente, causado por la escasa seguridad laboral brindada a los mineros, marcó para siempre al pueblo turco y desde ese día los familiares de quienes han fallecido, protestan públicamente exigiendo mejores garantías laborales.
Los testimonios de algunos rescatados son conmovedores, describiéndonos cómo sus compañeros fallecidos gritaban semejándose a animales que iban al sacrificio, mientras la tierra les tragaba. En otros casos, los sobrevivientes detallan cada momento de aquella pesadilla que marcó sus vidas.
Los mineros muertos en su mayoría eran bastante jóvenes, padres de familia. Pero todos, sin excepción, trabajadores esforzados que aún sabiendo el riesgo, no podían dejar su labor.
Ahora un pueblo entero vive su duelo. Todos los turcos sin importar las fronteras se han visto afectados enormemente por esta gran tragedia que se ha cubierto en todos los noticiarios internacionales. En 2010 los chilenos vivimos algo muy parecido con los treinta y tres mineros sepultados en San José luego de que la mina se derrumbara.
Sin embargo, en aquella ocasión el entonces Presidente Sebastián Piñera movilizó todos los recursos y la ayuda disponible, incluso internacionalmente, hasta que se pudo rescatar a cada trabajador convirtiéndolos en auténticas celebridades.
Desgraciadamente el desastre mayúsculo en Turquía nos mostró la cara opuesta, provocando que muchos quienes no somos turcos pero amamos ese país y su gente, solidaricemos al ver los rostros o conocer sus historias.
Es por ello que, habiendo dedicado tantos artículos de este humilde blog a ese hermoso país y su maravillosa gente, no quiero ahora mantenerme al margen aunque sin duda alguna, no habrá palabra suficientemente adecuada para darles el consuelo que necesitan.
En memoria de aquellos trescientos un mineros fallecidos, por los heridos, sus familias y un pueblo al cual muchos amamos sin haber nacido allí, sólo porque nuestro corazón es turco, ruego a Allah (swt) que la seguridad sea mejor implementada en el ambiente laboral, para no ver nuevamente un desastre como éste y al mismo tiempo, que sus almas hallen la paz y resignación lo más pronto posible…, sabiendo desde luego, que muchos les apoyamos y ternemos sincero afecto.

No hay comentarios.:

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.