«Quien no conoce Estambul, no conoce el amor».

Yahya Kemal Beyatlı.

Comenta en este blog

Selamünaleyküm: No olvides dejar al final de cada artículo tu comentario para el autor de este humilde blog que acabas de leer. Tus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar el contenido en la forma y el fondo.

Si esperas respuesta a tu comentario, debes buscarla dentro de la misma sección del artículo que comentaste. Gracias. Selam.

Carlos Flores Arias – Yahya.

Escritor chileno.

viernes, 2 de enero de 2015

Los polémicos rezos de Delfina Guzmán

Foto: La actriz Delfina Guzmán en uno de los posters de la campaña gubernamental para prevenir el cáncer de mama.

Bueno, yo no soy de aquellos que ventile su vida privada, principalmente porque antes lo hice y tiene un altísimo costo emocional. Sin embargo, hoy he visto parte de las declaraciones que la actriz Delfina Guzmán hizo recientemente para una entrevista concedida a Radio ADN, donde asegura «Escucho un comentario adverso y soy comunista pero católica, cosa que no me complica para nada. Entonces le rezo a la Virgen del Carmen, que es una reina para cumplir las mandas –qué cabra más buena persona– y a la Teresita de los Andes, para que les dé cáncer a los que pelen a Nicolás», refiriéndose a las críticas hechas contra el Ministro de Educación, señor Nicolás Eyzaguirre, quien es además su hijo. A esto, añade «Así que el primer cáncer que aparezca es porque yo le he rezado y he pedido a la virgen que le dé por bruto, mal educado, por incomprensivo y ordinario».
No daré nombres para evitar exponer públicamente a las personas afectadas, pero detallaré mi experiencia. Cuando era pequeño, una parienta cercana y amada fue tratada de un cáncer cervicouterino. Elhamdülillah, hoy es sobreviviente, luego de haberse sometido a una compleja cirugía y radioterapia en aquellos años.
Mis abuelos paterno y materno fallecieron de cáncer. El último fue afectado por uno prostático y a pesar de que le dieron sólo un año de vida, estuvo catorce luchando contra esta maldita enfermedad.
El suegro de mi hermano también falleció hace pocos años de este padecimiento, habiéndose tratado con muchos medicamentos paliativos que le daban para combatir las consecuencias de no tener dinero para un mejor tratamiento.
Una muy querida amiga de mi madre tuvo cáncer mamario y además de operarse, tuvo ciclos de quimioterapia y radioterapia, porque estuvo a punto de morir. Elhamdülillah también sobrevivió milagrosamente. Por su parte, ella tuvo una hermana que falleció por este mal y otra descubrió padecerlo justo a tiempo, pudiendo prevenirlo.
¿Les parece suficiente? Pues el año pasado un hermano de la Mezquita cayó hospitalizado y le descubrieron cáncer de médula ósea, también conocido como mieloma múltiple, además de leucemia. Elhamdülillah se recuperó del segundo, pero ha perdido al menos trece centímetros de estatura porque se quebró al menos seis costillas y la columna en dieciocho partes.
También el año pasado alguien próximo y muy querido fue diagnosticado con cáncer aunque prefiero ser discreto y no especificar de qué tipo, provocando el sufrimiento de todos quienes le conocemos. Rogamos a Allâh (swt) que haga un milagro y lo sane. Amin.
A pesar de ser musulmán y saber que sólo Allâh (swt) es el único Dios verdadero, respeto todas las religiones porque me gusta ser respetado. Empero, me da lo mismo si la gente le reza a vírgenes o santos. Y a pesar de esto, no puedo entender que alguien se pavonee de pedir que una persona sufra esta nefasta enfermedad por razones tan irrelevantes.
Para empezar, un personaje público debería asumir como parte de su labor el recibir críticas, sean éstas constructivas o no. Es una fracción del costo a pagar.
Pero es realmente terrible que en esta sociedad inmunda, corrupta, capitalista y degenerada –hablo en términos globales y no de un país o gobierno específico– en pleno siglo XXI, todavía exista quienes sean incapaces de empatizar con el dolor ajeno en circunstancias tan funestas como las descritas en párrafos anteriores y además, se refugie en la religión –cualquiera sea– para justificar sus dichos.
Y aun más, me parece gravísimo a ultranza que el gremio de actores, malamente representado por algunos rostros, apoye estas declaraciones con argumentos tan absurdos como «Todos sabemos que Delfina es irreverente y hay que entenderla, porque una madre defiende a su hijo con uñas y dientes». Pocas veces concuerdo con el señor José Miguel Villouta, periodista de profesión y panelista del programa televisivo Intrusos de La Red, porque sobre todo no soporto sus opiniones en contra de los turcos, un caso aparte. Sin embargo, hoy tenía razón al decir que los actores son representantes muy importantes de un país en el plano cultural e intelectual y como tales, deberían meditar más sus expresiones en asuntos tan serios.
Ciertamente es vergonzoso que en este país a ciertos personajes se les justifiquen desmadres sólo porque son ellos y además, se les premie la irreverencia. No debemos olvidar que en años anteriores la señora Guzmán participó en una campaña publicitaria de prevención del cáncer, donde muchos personajes públicos eran fotografiados calvos. Algo de muy mal gusto, chocante y como es esperable en la publicidad chilena, sin el efecto esperado. Es inconsecuente.
Ahora bien, porque no me chupo el dedo, sé que esto podría ser un desesperado intento mediático de hacer polémica donde nadie más se fija, convirtiendo en tema país algo que sólo nos importa a quienes hemos vivido el cáncer de cerca, lo que no es menor. Pero en una sociedad tan indolente como ésta, si no experimentas la situación en carne propia, poco o nada te importa lo sucedido al prójimo.
Así es como actualmente un programa de farándula deja a un lado los temas frívolos que siempre lo hicieron sustancioso a ojos de telespectadoras, para convertirse en el vigilante que denuncia públicamente los escándalos y desatinos de figuras que otrora se llevaban sus galardones.

Fuente: El Mostrador.

No hay comentarios.:

Gracias por tu visita

Si llegaste a este blog y lo leíste, agradezco que me dedicaras un poco de tu tiempo.

Asimismo, te invito a dejarme tus comentarios, sugerencias, peticiones y críticas constructivas en los posts.

Por último, si te agradó, puedes añadir un vínculo de La Pluma Dorada en tu página web, blog, fotolog o espacio personal y así, colaborar al crecimiento de este humilde rincón. También te invito a convertirte en seguidor.

Espero tenerte de regreso; siempre serás bienvenido. Hasta pronto.

Yahya. Carlos Flores A.
Escritor chileno.